Operativo verano: cómo tener un vientre plano

Las altas temperaturas ya llegaron. Comienza la época en la cual empezamos a usar prendas que dejan al descubierto mayor cantidad de piel. En consecuencia, mucha gente se siente acomplejadas por el aspecto de su vientre.

En líneas generales, la aparición de grasa abdominal se debe a la falta de ejercicio físico, la mala alimentación y, en el caso de las mujeres, el hecho de haber cursado uno o más embarazos.

Cada vez más personas optan acudir a profesionales y se acercan a centros de estética integral tal como CEQ Del Plata para someterse a tratamientos estéticos o bien a cirugías para corregir sus imperfecciones.

Si todavía no te decidiste a realizar una práctica o someterte una intervención quirúrgica, te brindamos algunos consejos que te ayudarán a estar más cerca del objetivo del verano: tener un vientre plano.

-Ejercitarse

Para eliminar la grasa abdominal es fundamental hacer actividad física entre 3 a 5 veces por semana, durante al menos una hora.

¿Querés reducir centímetros rápidamente? Entonces tenés que combinar ejercicios aeróbicos como caminar, trotar o correr y actividades anaeróbicas, entre las que destacan levantamiento de pesas.

El secreto es alternar ambos tipos de ejercicios, para que se complementen y aumenten su eficacia.

-Hidratarse

Es necesario beber al menos 2 litros de líquido al día. Lo mejor es consumir únicamente agua e intentar dejar de lado las bebidas gasificadas, ya que, aunque sean de bajas calorías, producen hinchazón abdominal.

Al ingerir esta cantidad de líquidos, no solamente tu vientre se aplanará sino que también mejorará tu circulación sanguínea y el aspecto general de tu piel, que estará mucho más humectada.

-Mantener una dieta equilibrada

La alimentación tiene que ser variada e incluir vegetales, frutas, carbohidratos, proteínas y cereales. Además, las porciones no deben ser desproporcionadas, evitando las comidas de alto contenido graso, como papas fritas, salchichas y hamburguesas.

Por otro lado, es muy importante que no pases muchas horas sin comer ningún alimento. Lo ideal es hacer pequeñas ingestas cada 2 a 4 horas para evitar llegar al almuerzo o la cena con demasiado apetito.

-Comer despacio

Aunque parezca extraño, uno de los principales motivos por los cuales aparece la hinchazón abdominal se relaciona con el tiempo que le dedicamos a la ingesta de los alimentos, específicamente cuando comemos rápidamente sin prestar atención a la masticación.

Para tener un vientre chato y evitar indigestarse es necesario que comas lento y que mastiques de manera adecuada para deshacer la comida en la boca y reducir su volumen.

-Disminuir la ingesta de azúcares

Nuestros principales enemigos a la hora de conseguir aplanar el abdomen son los azúcares y las harinas blancas y con levaduras, como el pan, las pastas, las pizzas, los productos de panadería y las golosinas.

El consumo habitual de este tipo de alimentos produce un marcado aumento de peso y de masa corporal.

Si aún tenés dudas sobre los procedimientos quirúrgicos y estéticos para reducir la grasa abdominal, ponete en contacto con un profesional de la salud quien te dará material para que puedas leer más sobre el asunto y despejar todas tus inquietudes.

0 comentarios en “Operativo verano: cómo tener un vientre planoAñade los tuyos →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *