Cómo transformar persianas tradicionales en eléctricas

Si bien actualmente las persianas no forman parte de las construcciones modernas, tanto de departamentos como de casas, muchas personas saben que este elemento es un accesorio que ofrece muchos beneficios.

Además de ser útiles para regular el pasaje de luz y de sonidos desde el exterior y para controlar la variación de temperatura, las persianas son un elemento de diseño, ya que su estética se utiliza para darle determinado aspecto a los ambientes.

En los últimos años se han popularizado las persianas eléctricas, que se comercializan en tiendas como Leloy, especialista en complementos para cerramientos.

Cómo funcionan las persianas eléctricas

Las persianas tradicionales poseen una cinta que se enrolla en dos poleas, una superior y otra superior. En este mecanismo, la fuerza la realiza el peso de la estructura, con la ayuda del trabajo manual de la persona que la manipula.

En la versión eléctrica el funcionamiento es diferente, ya que se reemplazan los mecanismos de acción manual, entre los que se encuentran las cintas, cuerdas o manivelas, gracias a la implementación de motores para persianas, también llamados dispositivos recogedores.

Las persianas eléctricas se pueden subir y bajar de forma automática, ya sea a través de un pulsador, con el mando a distancia y, en los modelos más modernos, con comandos que funcionan mediante la voz.

Cómo instalar una persiana eléctrica

Si bien lo mejor es contratar personas idóneas en la colocación de este tipo de dispositivos, si ya tenés una persiana tradicional y querés convertirla en eléctrica, podés hacerlo.

Para motorizar tus persianas hay que colocar un motor en forma de tubo en el cajón de la persiana, insertado en el propio eje. Este mecanismo necesita una toma eléctrica para entrar en funcionamiento e instalar una serie de accesorios.

Vas a necesitar un kit de persiana eléctrica, que está compuesto por el pulsador, la caja para albergarlo, el cable de electricidad y el motor tubular, así como también cemento, yeso, espátula, destornillador, taladro, pelacables, entre otras herramientas.

Lo primero que tenés que hacer es desmontar la cinta, bajando completamente la persiana, abriendo el cajón y liberando la cuerda del eje, para poder sacarlo.

A continuación debés fijar los soportes que vienen con el motor al lado de la cabeza del mecanismo y ensamblar los componentes del kit, colocando la corona, los topes y los rodamientos.

Luego, medí la distancia entre los soportes, colocá el motor ya insertado en el hueco del cajón de la persiana en el medio y poné el pasador metálico en el orificio del eje. Los dispositivos de control del tope de bajada y subida deben estar accesibles para poder regularlos.

Una vez realizado esto, es hora de la parte eléctrica. Después de cortar el suministro, realizá las conexiones del interruptor de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Luego fijá el interruptor de la persiana a la pared y restablecé la electricidad para verificar que funcione correctamente.

¡Eso es todo! Tu persiana eléctrica estará lista para que la empieces a usar.

0 comentarios en “Cómo transformar persianas tradicionales en eléctricasAñade los tuyos →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *